Corte de Apelaciones de Valparaíso rechaza recurso de Nulidad y confirma condena a Cynthia Marín

“En la sentencia se describen con detallada precisión las diversas ocasiones en la encartada Marín Vera intentó convencer a los testigos que allí se mencionan para que concurrieran, con ella o solos, a retirar el dinero depositado en el banco por el Gobierno Regional, de modo que resultó acreditado que tenía perfecto conocimiento de la existencia de los fondos, que tenía el control de los mismos y que dispuso lo necesario para obtener materialmente ese dinero..”

La Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó el recurso de nulidad interpuesto por las defensas y confirmó la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Quillota, el pasado 4 de abril, que condenó a la ex concejala de Limache Cynthia Marín Vera como autora de fraude al fisco y a Catherine Carrasco Saavedra como cómplice del mismo delito.

En fallo unánime (rol 958-2018), la sala integrada por los ministros Patricio Martínez, Silvana Donoso y la abogada (i) Sonia Maldonado, confirmó la sentencia recurrida, que condenó a Marín Vera a la pena de diez años y un día de presidio efectivo, más las accesorias de multa del 10% del perjuicio causado y de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Respecto a la acusada Carrasco Saavedra, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Quillota la condenó a la pena de cinco años y un día de presidio, y a las accesorias de multa del 10% del perjuicio causado y de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

En su resolución, el tribunal de alzada consigna que “en la sentencia se describen con detallada precisión las diversas ocasiones en la encartada Marín Vera intentó convencer a los testigos que allí se mencionan para  que concurrieran, con ella o solos, a retirar  el dinero  depositado en el  banco  por  el Gobierno  Regional, de modo que resultó acreditado  que tenía perfecto conocimiento de la existencia de los fondos, que tenía el control de los mismos y que dispuso lo necesario para  obtener materialmente  ese dinero, lo que devela con meridiana claridad que no solamente conocía y quería el tipo penal,  sino que  buscaba  el específico propósito  de  apropiarse  de  los fondos fiscales, lo que constituye dolo directo”.

Respecto al argumento de la defensa en cuanto a que Marín Vera no era ni concejal ni jefe de gabinete  del Gobierno  Regional  a  la  fecha  de  constitución de  la  organización  funcional “Agrupación para  el Desarrollo de la Familia”, agrega que “tampoco es atingente, puesto que se está en presencia de delitos consumados de fraude al fisco, siendo la fecha de comisión de los ilícitos las mencionadas precedentemente,  cuando la encartada  sí tenía la calidad que la defensa discute. Así, no cabe retrotraer  los hechos hasta  la ocurrencia  de  los primeros  actos ejecutivos, como lo fue la postulación a los fondos concursables o, peor aún, hasta la realización de los actos preparatorios,  esto es, hasta  la constitución de la persona  jurídica  que posteriormente se utilizó para obtenerlos“.

Ver fallo (PDF)

 

Deje su comentario en su plataforma preferida