Editorial: Amistades Peligrosas (a propósito de ciertas reuniones)

Tanto que se acusa al Frente Amplio, por ejemplo, de un supuesto “negocio” con la Derecha sobre algunos acuerdos, es esta última la que ha infestado con su accionar en temas como las Farmacias Populares (Lavín copiando idea de Jadue) o la reciente “cumbre” entre Viñambres y José Antonio Kast sobre el “toque de queda” para menores de 14 años No es solamente la reunión de un alcalde, es el presidente regional del socialismo en Valparaíso, que son señales potentes y que acostumbra a esconder bajo la alfombra.

Cercanos al alcalde Mauricio Viñambres han manifestado que no descartan una eventual candidatura a diputado para el 2021, tras anunciar que no se postulará a la reelección municipal. Que tiene un arrastre, lo tiene. Que tiene una escuela política del ex alcalde de Casablanca, Manuel Jesús Vera (no exenta de irregularidades y malas prácticas, tema para otro momento), lo tiene. Que tiene una deuda tremenda con el Plan Regulador Comunal, lo tiene.

Como ya sabe que no repostulará a la Alcaldía, se está dedicando a temas generales y no ajenos a la polémica. La idea de regular vía Ordenanza Municipal que los menores de 14 no anden vagando en la madrugada, so pena de castigar o multar o alguna sanción a los padres, se metió en una dimensión distinta a la que se cree. Trata de estar a la “moda”, a la “ola” de los movimientos sociales y si bien es un tema que pudiese comparar con, por ejemplo de debate y movilización, las Ordenanzas sobre el acoso sexual callejero, acá pasa por las responsabilidades de la familia y las relaciones afectuosas que se han perdido. No es gracia, por cierto, que un niño ande sin responsabilidad por ahí. Pero, huelga la diferencia otra vez, la educación y la enseñanza compartida entre la casa y el colegio son la clave para prevenir muchas cosas.

En esa línea, el tema de la seguridad se enfrenta de dos modos: o se educa, o se castiga. Los sectores conservadores apuntarán siempre a que nos enrejemos, instalemos alarmas, nos aislemos al calor de la imagen de televisión y consumamos la inseguridad, que ha obtenido un gran logro: no sabemos siquiera quien vive al lado nuestro, o en la cuadra. Nos miramos con recelo y un joven que pasa desaliñado, tomamos el celular y llamamos al cuadrante. Pero éste, nunca llega.

Por su parte, aún con debilidad, los sectores más progresistas e incluso liberales, en teoría apuntan a la educación. Pero también han caído en la tentación neoliberal y aplicaron el “Vigilar y Castigar” desde el Congreso Nacional, con medidas parche y aún se espera una nueva mirada.

Tal como van las cosas, estos son los costos del Binominalismo. La política de los acuerdos de los ’90 nos hizo daño como sociedad, en los temas que no debía haber sucedido: tutela militar, achicar al Estado, desregular y premiar el cohecho y la evasión tributaria. Sin mencionar el descalabro del Sename, la idea de Viñambres es impracticable además por los protocolos y recomendaciones internacionales de protección de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA), y por una razón muy simple: ¿quién va a fiscalizar? ¿Carabineros? ¿Inspectores Municipales? Hay otros procedimientos a los cuales irán, y dudamos si de verdad será prioridad vía Ordenanza Municipal el que los menores anden por ahí por “andar”. La diferencia es que no caigan en drogas o anden delinquiendo, pero una dedicación exclusiva, insistimos, no puede ser salvo las reales emergencias. Es una labor pendiente a nivel familia.

Y que justo apareciera un personaje tan cuestionado por su discurso plagado de odio y nacionalismo trasnochado como José Antonio Kast, avalando la propuesta de ¡un alcalde socialista! (que además es presidente regional del PS de Valparaíso), no hace más que encender las alarmas sobre el avance de la extrema derecha reaccionaria junto a los dirigentes históricos que han conducido al país y a las comunas en los últimos años. Mezclando todo con una falsa sensación de “colaboración” las reales soluciones que se esperan en los ámbitos respectivos, y no hace más que preguntarse hasta qué punto somos capaces de realizar un trabajo político y social, respetando diferencias pero sabiendo a quiénes llamar para trabajar.

Tanto que se acusa por ejemplo, al Frente Amplio de un supuesto “negocio” con la Derecha sobre algunos acuerdos, es esta última la que ha infestado con su accionar en temas como las Farmacias Populares (Lavín copiando idea de Jadue) o la reciente “cumbre” entre Viñambres y José Antonio Kast sobre el “toque de queda” para menores de 14 años. No es solamente la reunión de un alcalde, es el presidente regional del socialismo en Valparaíso, que son señales potentes y que acostumbra a esconder bajo la alfombra.

No es negar la diferencia. Es sólo saber entender quiénes quieren dar un paso más adelante de verdad y no la pantalla y la meretrización de la política, entre reconstruir un sector por sobre los personalismos por sobre la escalada de estiércol disfrazada de movimientos que quieren Libertad, pero a criminales de lesa humanidad y barrer con las personas migrantes y hasta de los mismos chilenos y chilenas, bajo la mentira de una Libertad de Expresión, que vemos en ciertos matinales de televisión.

Danilo Alarcón Astete
Periodista y Director
Espacio Regional


Las opiniones vertidas en esta columna son de responsabilidad de quienes las emite y, no necesariamente,
va de la mano con la línea editorial de Espacio Regional

Deje su comentario en su plataforma preferida