CONAF Valparaíso activa patrullajes para prevenir incendios forestales ante ola de calor

La vigilancia se concentrará en las comunas de Los Andes, San Esteban, Limache, Olmué, Quilpué, Cartagena, Santo Domingo, Putaendo y Casablanca. El organismo llamó a evitar el uso de herramientas eléctricas en áreas boscosas. 

(Información vía CP)

Frente a la ola de calor que experimenta la región de Valparaíso, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) hizo un llamado a la comunidad a extremar las medidas de autoprotección para evitar posibles incendios forestales en la zona, que desde el 1 de enero se mantiene con alerta temprana preventiva.

El director regional del organismo, Pablo Mira, aseveró que debido a las condiciones de tiempo atmosférico pronosticadas para esta semana, de altas temperaturas, baja humedad relativa y fuertes vientos, la Corporación activó patrullajes preventivos y focalizados en áreas de alta vulnerabilidad, en el marco del sistema denominado “botón rojo”.

En ese contexto, sostuvo que -en base al último informe de riesgo y daño potencial emitido por la Sección de Análisis y Predicción de Incendios Forestales del organismo- “la vigilancia se concentrará en las comunas de Los Andes, San Esteban, Limache, Olmué, Quilpué, Cartagena, Santo Domingo, Putaendo y Casablanca”.

Mira, por otra parte, reiteró que “las quemas de desechos agrícolas y forestales están absolutamente prohibidas hasta marzo de este año, derivado de que es una de las causas principales de incendios, aparte de la intencionalidad”. Además, pidió las personas tener mucha precaución con “los galleteros (esmeriles), con todo lo que pueda hacer saltar una chispa”.

En tanto, el jefe regional de la Sección de Prevención de Incendios Forestales de la CONAF, Daniel Ariz, recalcó que hasta el viernes, se pronostican vientos entre los 25 y 40 kilómetros por hora, con rachas entre los 45 y los 65 km/h; una humedad relativa bajo el 30 por ciento y más de 30 grados de temperatura, sobre todo en valles y sectores precordilleranos.

En esa línea, recomendó a las personas “bajar el uso del fuego en espacios boscosos, donde haya vegetación circundante; no usar herramientas que emitan chispas, como cortadoras de metal, y si por necesidad las utilizan,  hacer la limpieza correspondiente de todo el pastizal en el área de trabajo”.

Además, Ariz  afirmó que “si alguien provoca un incendio, aunque sea por mero accidente, será sancionado. Hay penalidades, una vez hecho el proceso investigativo, que van de los 3 a los 20 años y un día de presidio”.

En primera instancia,  los patrullajes preventivos se ejecutarán los días 3 y 4 de enero, en coordinación con personal de Carabineros, en zonas previamente delimitadas y de alta peligrosidad, de acuerdo al estudio de la Sección de Análisis y Predicción de Incendios Forestales de CONAF.

Deje su comentario en su plataforma preferida