Municipalidad de Casablanca advierte uso de vehículo municipal para fines particulares de ex administrador

El vehículo municipal habría sido utilizado entre agosto de 2020 y junio de 2021 y la suma de gastos asumidos por el municipio ascenderían a más de 4 millones de pesos.

(Información e imagen vía CP)

Sorpresa causó la revisión del gasto municipal por concepto de uso de vehículos municipales, cuando se corroboró que uno de ellos era utilizado para recorridos que no corresponden al quehacer municipal.

No solo eso, sino que además el vehículo -que corresponde al de alcaldía y que fue designado al ex administrador municipal- figura con pagos de peaje que ascienden a más de $1.500.000 y carga de combustible en Pudahuel, Las Condes, Curacaví, a lo largo de 11 meses de forma periódica, entre el 19 de agosto del 2020 y el 18 de junio del 2021.

Consultado el actual alcalde, Francisco Riquelme López, sobre esta situación, indicó: “Solicité información oficial respecto a la designación del vehículo de Alcaldía al administrador municipal. Este es un vehículo avaluado en 30 millones de pesos. Lo que me llamó la atención fue cuando pregunté quién pagaba la bencina y los tags del vehículo mientras era utilizado por el ex funcionario y gran sorpresa me llevé cuando me respondieron que esto fue asumido por el municipio, dado un decreto que firmó el ex alcalde. Esto es un caso de uso de vehículo municipal que tiene un fin laboral para uso personal”.

Efectivamente, el ex Alcalde de Casablanca Rodrigo Martínez Roca emitió el Decreto Alcaldicio 3811, con fecha 30 de abril de 2020, que considera: “que el Administrador Municipal, Alfonso Jiménez Contreras (…) debe coordinar todas las unidades en que se descompone el municipio, además de recorrer de manera habitual toda la extensión territorial de la comuna (…) el citado funcionario reside en la ciudad de Santiago, comuna de Las Condes, por lo que debe desplazarse de manera habitual en locomoción colectiva urbana a inter urbana por carecer de vehículo propio (…) y por motivos de la pandemia que afecta al país, no existe una frecuencia en el transporte público”.

Para la actual administración municipal, este acto atenta contra la transparencia de los gastos municipales, dado que representa la subsanación de un fin particular que es el traslado de un funcionario a su lugar de trabajo y viceversa.

El alcalde Francisco Riquelme López fue enfático al señalar que “Este es un acto muy cuestionable éticamente porque el vehículo tuvo un desgaste de 50 mil kilómetros y, al mismo tiempo, un gasto económico que asumió el municipio para el uso particular del ex Administrador Municipal. Este es un privilegio otorgado a un cargo directivo, lo que es impresentable. Nosotros vamos a ser sumamente cuidadosos con todas aquellas instancias donde se sienta un abuso de autoridad o abuso de poder, entiéndase en el uso de las instalaciones municipales, equipamiento y vehículos municipales, horas extras, entre otros”.

Al cierre de esta nota, desde el municipio indicaron que se van a tomar todas las medidas que correspondan para transparentar esta situación.

Deje su comentario en su plataforma preferida