Consejera Campusano y vecinos de Quintay piden respuestas y fiscalización por escasez hídrica y supuesta extracción ilegal de aguas

Habitantes denuncian hace tiempo que se está extrayendo agua ilegalmente desde la principal fuente de abastecimiento, el estero El Jote, para suministrar a un complejo turístico de la zona.

(Información vía NP)

Tras múltiples y variadas denuncias realizadas por habitantes de Quintay, perteneciente a Casablanca, es que la Junta de Vecinos del sector y la consejera regional Nataly Campusano, decidieron oficiar a las autoridades regionales pertinentes para aclarar la situación del abastecimiento de agua para la localidad, tanto desde su cantidad, calidad, origen y otras aristas.

En una misiva dirigida al intendente Jorge Martínez, al seremi de Salud Francisco Alvarez, y al seremi de Obras Públicas Raúl Fuhrer, la core y la representante vecinal, Naomi Porras, exigieron respuestas y acciones inmediatas para ir en ayuda de los habitantes, quienes ven mermada cada vez más su acceso al agua, en especial por algunas indagaciones que han realizado organizaciones comunitarias de la zona en cuanto a la disminución del suministro de agua en el último tiempo.

Dentro de los factores que limitan su distribución, destacan con especial preocupación la extracción ilegal de agua del estero El Jote, el principal suministro de agua para los habitantes de la zona, la cual estaría produciéndose por abastecer a los hogares del condominio privado Santa Augusta, complejo turístico inmobiliario que, además de contar con numerosas viviendas, posee varios servicios que requieren altas cantidades de agua para su mantención y habilitación, como un campo de golf, gimnasio, zona de parque natural, piscina, multicancha, entre otras.

Según los vecinos han denunciado en múltiples ocasiones, y según recalcan en el oficio enviado a las autoridades, no existirían registros oficiales de que este condominio este extrayendo agua del estero El Jote, pero debido a las grandes cantidades que requieren para su funcionamiento, es muy posible que se esté desviando agua de esta fuente a Santa Augusta, perjudicando el abastecimiento de residentes habituales de Quintay en cantidad y calidad del agua, y sin otorgar claridades para cubrir la diferencia que se produce en el abastecimiento.

En este sentido es que Naomi Porras, presidenta de la Junta Vecinal de Quintay, señaló que efectivamente esta es una sospecha de la comunidad en general, pero que además está en conocimiento de las autoridades locales y regionales, que no han implementado medidas ni investigado al respecto.

Estamos presentando este oficio a las autoridades por las graves deficiencias de agua que hay en la localidad debido al mal uso que durante años realizó el condominio Santa Augusta sobre el agua del estero El Jote. Es muy probable que parte de la contaminación de agua que tenemos en Quintay sea por el uso y abuso de estos derechos de agua, que son de un 90% por parte de Santa Augusta, y a la baja calidad de nuestros pozos respecto de los derechos inscritos por su parte. Asimismo, nunca existió un caudal ecológico al desviar las aguas del estero, caudal sumamente necesario para la subsistencia de humedales existentes en la playa grande, por lo tanto, este humedal recién a fines del año 2019 debió haber comenzado a degradarse, y lo más lamentable de todo esto es que la información no sólo la manejan la autoridad nivel comunal, sino que un sin número de actores gubernamentales, sostuvo.

Es por lo anterior que la consejera Campusano indicó que es urgente que las autoridades aceleren las gestiones para averiguar la veracidad de estos hechos, que fiscalicen la actual situación del estero El Jote e implementen en el corto plazo una estrategia para ayudar a la localidad a abastecerse de agua, en la cantidad y calidad en que lo necesitan.

La localidad de Quintay se ha visto gravemente afectada por un progresivo aumento en sus niveles de sequía, que hoy en el contexto de la pandemia por coronavirus pone en riesgo la salud y la vida de la población. En este contexto, resulta sumamente preocupante la denuncia de la ciudadanía sobre la posible extracción ilegal de agua en el estero el jote, por lo que solicitamos a las autoridades que se hagan presentes, fiscalicen estos hechos toda vez que el estero de el jote es una de las principales fuentes de agua de la localidad. A su vez, hacemos un llamado a las autoridades de la región para que aseguren el acceso al agua potable a los habitantes de Quintay, de forma tal que puedan cumplir con sus necesidades básicas, pero también para que puedan cumplir las recomendaciones sanitarias frente al coronavirus, manifestó.

Cabe destacar que múltiples otros elementos son importantes a la hora de estudiar la escasez hídrica y la sequía que afectan a Quintay hoy en día. Entre ellas, se destaca la falta de lluvias, plantaciones invasivas de pinos y eucaliptos, aumento de la población y también de los incendios, factores que incluso fueron consignados como preocupantes en el Plan Regulador de Casablanca en su última edición.

Deje su comentario en su plataforma preferida