Opinión: COVID 19: El preocupante y negativo impacto en las finanzas municipales

Imagen Referencial

Las municipalidades pasarán por las peores dificultades económicas de las últimas décadas. La baja recaudación por concepto de pago de permisos de circulación, una menor cuota del fondo común municipal, entre muchos otros, será parte del nuevo escenario municipal.

Andrés Chacón. Director Ejecutivo AMUCH (Asociación de Municipalidades de Chile)

La situación financiera de los municipios en Chile nunca ha sido suficientemente buena. La enorme desigualdad territorial de nuestro país impacta decisivamente en nuestras comunas y en particular sobre la calidad de vida de las personas que la habitan. Sumado a ello, la dependencia excesiva del fondo común municipal de la mayoría de los municipios chilenos y un exiguo aporte del Gobierno central al mismo fondo, ha sido una constante histórica que permanece casi sin variación en el tiempo.

Con el estadillo social de octubre 2019 se vino otro tsunami financiero que impactó fuertemente la gestión municipal. Por una parte, las administraciones locales tuvieron que hacerse cargo de muchos gastos no previstos en su gestión; como reparación de daños a la infraestructura pública, rayados de fachadas, entre muchos otros. Por otra, dejaron de percibir muchos menos recursos de los que tenían planificados recibir para mitigar la debilitada situación financiera.

Hoy a pocas semanas de la situación más crítica de la crisis provocada por el coronavirus se acentuó. Las municipalidades pasarán por las peores dificultades económicas de las últimas décadas. La baja recaudación por concepto de pago de permisos de circulación, una menor cuota del fondo común municipal, entre muchos otros, será parte del nuevo escenario municipal. Tanto es así que aquellos problemas comunales que hoy la crisis sanitaria invisibiliza como la sequía y la escasez hídrica, se profundizarán aún más.

Tema aparte lo constituyen los proyectos que busca legislar el Congreso de manera express. Se entiende que existe una intención positiva de aligerar la carga de los ciudadanos, sin embargo solo vienen a impactar aún más la alicaída situación de los municipios. Un solo ejemplo de ello, es la postergación de los permisos de circulación. Esta medida tiene un correlato que se expresa en lo siguiente: ”El aumento del desempleo en la comunidad se relaciona con aumento de servicios sociales que entrega el municipio, por tanto mayor cantidad de recursos para éstos, situación que sería imposible de sostener sobre todo en aquellas comunas con mayor déficit y que cuentan con elevado índice de pobreza por ingresos y multidimensional”.

Urge implementar medidas como la reformulación al Fondo Común Municipal en su integridad, tanto medidas redistributivas como aquellas que impliquen aumentar el monto a redistribuir, incluyendo dentro de éste, un mayor aporte del Estado ha dicho Fondo. Y recordarle a los parlamentarios y al propio gobierno central que “Cualquier nueva función o tarea que se le asigne a los municipios deberá contemplar el financiamiento respectivo.”

Las opiniones vertidas en esta columna son de responsabilidad de quien las emite. Y no necesariamente, va de la mano con la línea editorial de Espacio Regional.

Deje su comentario en su plataforma preferida