La fiesta de las incomodidades

Puede ser un matrimonio con invitados top, sin duda. Los rasgos físicos, confunden. Pero, en estos días, celebrar una ceremonia con el reguero de posibles contagios por COVID-19, deja mucho que desear. Incluimos aclaración solicitada y nuestra respuesta.

(Información de Espacio Regional, en base a datos de dominio público, entre otras)

Sábado 14 de marzo de 2020. En su casa-fundo de Tapihue, el alcalde de Casablanca, Rodrigo Martínez Roca, celebraba el matrimonio de su hija Paula, con el ingeniero comercial Carlos Aníbal José Barceló Bulnes. La lista de invitados fue bien restringida y contabilizando el personal de la casa, eran cerca de 100 personas.

Por el clima y lo agradable de la hora, parecía una fiesta normal, una ceremonia tradicional. Pero, no.

El matrimonio en sí, dejamos en claro, es algo que se respeta según las tradiciones y las costumbres de tipo social o religiosa. Lo que llama la atención es el delicado momento en que se realizan las ceremonias masivas. Al 14 de marzo, el número de infectados y casos sospechosos fue en aumento, principalmente por personas que habían regresado desde el extranjero pocos días antes del cierre de las fronteras aéreas y terrestres y el ministro de salud anunciaba el inicio de la Fase 3 (donde se perdía la trazabilidad o que hay personas de los que no se puede establecer la forma en que se contagiaron del virus).

Aquí viene lo delicado. Según pudo establecer nuestro medio, entre trabajadores e invitados a esa fiesta, sumarían cerca de cien personas, algunos recién llegados desde el extranjero. Una persona manifestó, de manera reservada, que «a muchos que trabajaron ese día, se les dijo que no vayan a trabajar. No han vuelto a ir a contar del 16 de marzo. Se habla de una especie de cuarentena del lugar».

Y claro. El temor a ser contagiado, se acrecienta y los trabajadores, si bien aún no presentan síntomas que los manden a realizarse el test, siguen esperando la cuarentena de manera voluntaria (14 días), que debe cumplirse entre el 2 y 3 de abril. Siguen su rutina diaria. El tiempo va corriendo y nada se ha sabido tampoco de los invitados. Una duda razonable, dado el perfil de los asistentes.

FE DE ERRATAS

Estimados lectores. Ayer martes 24, habíamos subido esta nota sobre la fiesta de matrimonio de la hija del alcalde de Casablanca y que uno de los invitados sería un personaje poco agradable de la política empresarial chilena.

Pues bien, resultó ser que dicho personaje no era Carlos Eugenio Lavín, sino que Andrés Vignau Martínez, primo del alcalde Martínez. Dato que fue entregado por el mismo alcalde, por expresa petición vía correo electrónico, que desmentía la situación y que, haciendo uso de su derecho a réplica, modificamos el contenido de la presente nota, sin ningún problema, así como toda persona puede hacerlo, justificadamente, en cualquier medio de comunicación.

Por la transparencia de la información, publicamos íntegro el contenido del correo electrónico:

Estimado Carlos Danilo Alarcon,
Junto con saludar, me permito aclarar la información FALSA
publicada en su  medio electrónico Espacio Regional, en el articulo titulado » LA DOBLE INCOMODIDAD DEL MATRIMONIO DE LA HIJA DEL ALCALDE DE CASABLANCA». Donde se hace referencia  que a la ceremonia privada fue invitado el señor Carlos Eugenio Lavín; Publicado en forma textual como pie de página de fotografía;  » Carlos Eugenio Lavín (a la derecha de la novia), invitado a la fiesta del alcalde de Casablanca» y donde además  se asegura lo siguiente «Invitados top con antecedentes penales (Carlos Eugenio Lavín), y sospechas de contagios de COVID – 19, pueden traer complicaciones reñidas con la ética y la responsabilidad en momentos críticos para nuestro país».
La persona a quien se hace referencia en su artículo no es  Carlos Eugenio Lavín si no que Andrés Vignau Martínez, quien es primo mio, por lo que solicitó a usted conforme al amparo que nos otorga la ley 19.733 en su artículo 16.   TITULO IV DEL DERECHO DE ACLARACIÓN Y DE RECTIFICACIÓN : ARTÍCULO 16.- TODA PERSONA NATURAL O JURÍDICA OFENDIDA O INJUSTAMENTE ALUDIDA POR ALGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN SOCIAL, TIENE DERECHO A QUE SU ACLARACIÓN O RECTIFICACIÓN SEA GRATUITAMENTE DIFUNDIDA, EN LAS CONDICIONES QUE SE ESTABLECEN EN LOS ARTÍCULOS SIGUIENTES, POR EL MEDIO DE COMUNICACIÓN SOCIAL EN QUE ESA INFORMACIÓN HUBIERA SIDO EMITIDA.
Bajar la información publicada, ya no se ajusta a la realidad
desinforma a la comunidad y ademas afecta a mi honra y la de mi familia. Si no se repara lo solicitado se tomaran todas las medidas legales correspondientes.

Atte.
Rodrigo Martínez Roca
Alcalde
I.Municipalidad de Casablanca.

La respuesta a la petición del señor Martínez fue la siguiente:

Estimado Rodrigo Martínez Roca,
 Junto con saludar, acuso recibo de su correo electrónico.
Reconociendo que fue un impasse de nuestras fuentes, la nota será modificada en lo que solicita.
Por tema de servidores, aún no logro acceder a editar el contenido. Su solicitud será publicada apenas tengamos acceso al sitio, que espero sea lo más luego posible, en el transcurso de la jornada.
Atentamente, 

Carlos Danilo Alarcón

Ayer en la tarde seguía nuestro sitio caído, restableciéndose en horas de la madrugada. Y normalizado el servidor, adjuntamos la nueva respuesta del alcalde, textual:

Estimado Carlos Danilo Alarcon,
Junto con saludar agradezco que haya bajado la publicación que contenía errores, pero le solicito según el poder que me confiere la ley Nº 19.733 en su articulo 16, mi derecho a replica, que de la misma forma que fue publicado el articulo en su medio de comunicación, se den las disculpas correspondientes especificando de forma clara y concreta que  : La información publicada  »  fue un impasse de nuestras fuentes «; por lo demás se solicita que se publique en sus canales de facebook como se hizo con la nota aludida para así aclarar a quienes compartieron en esa plataforma.

Agradeciendo su colaboración y disposición,
Atte.
Rodrigo Martínez Roca

Alcalde 
I.Municipalidad de Casablanca

N. de la R.: No contamos con sensores biométricos o una precisión de datos tal para esclarecer que el señor Vignau es extraordinariamente muy parecido al señor Lavín, lo que hizo confundirnos como medio y a las diversas fuentes consultadas, razón por la cual resarcimos en la nota y las disculpas pertinentes a quienes se vieron confundidos.

Deje su comentario en su plataforma preferida