Desazón en Casablanca y San Antonio por suspensión de servicios de Turbus

Imagen referencial Terminal Rodoviario Valparaíso, desde Twitter de UCV Radio.

A contar del 12 de marzo, la empresa de buses dejará sus recorridos de Valparaíso – Casablanca – San Antonio, junto al de Santiago – San Antonio. Todo queda ahora de vuelta, al monopolio Pullman Bus Lago Peñuelas

Crónica de Espacio Regional

Se estaba anunciando en las últimas semanas. Un secreto bien contado desde las boleterías. Y se materializó: Turbus cierra los servicios entre los puertos de Valparaíso y San Antonio (intermedio por Casablanca), junto al de San Antonio hacia la capital, Santiago.

¿Las razones? Poca afluencia de público, según la empresa, por medio de un comunicado de prensa: «Esto se basa en decisiones del negocio adoptadas por la empresa gatilladas por la baja de ocupación en los servicios de dichos trayectos».

Pero, los usuarios no están conformes con esta explicación. Por más que tengan plan de contingencia para devolver el importe de los boletos (con fecha posterior al 12 de marzo y soliciten su reembolso en el punto de venta ubicado en el Terminal de San Antonio, el que se extenderá hasta el 18 de marzo), reina la incertidumbre y el azaroso retorno al monopolio de Pullman Bus Lago Peñuelas.

Las reacciones, no se hicieron esperar. En nuestra fanpage en Facebook, los comentarios tuvieron de todo (haga click para seguir los comentarios y sumarse al debate):

¿Qué queda, entonces, para los usuarios tanto de San Antonio, como de Casablanca, que sí tenían la opción de otra línea de buses y los precios algo controlados? En San Antonio sólo queda Pullman Lago Peñuelas, hacia Valparaíso. En Casblanca, en cambio, tienen la subsidiaria Buses Casablanca (o sea, de los mismos dueños de Lago Peñuelas), pero no cubren Lagunillas, que era uno de los puntos que cubría Turbus.

Cerca del 2011, revisando archivos de la prensa local, la solución que planteaban las autoridades del transporte era «juntarse y poner otra línea de buses», ante los reiterados reclamos por la calidad de servicio de Lago Peñuelas. O sea, idea de «mercado» para regular el «mercado». Esa propuesta se llevó a cabo. Fue efímera: durante 2014, donde un empresario logró poner 3 buses de mediana capacidad, pero por trámites y demoras, sólo duró una semana con el recorrido.

Se ha planteado, incluso, una solución municipal (bus de acercamiento para particulares, ya que existe una movilización para estudiantes vespertinos solamente). El tema es que, al menos en lo que respecta a Casablanca, se echará de menos una línea de transporte más allá de Lago Peñuelas/Buses Casablanca, y los taxis colectivos (amarillos). Ni hablar de San Antonio, cuyo movimiento es superior y mucho trámite entre puertos o controles médicos, aparte de cubrir por la costa y el interior de la provincia.

¿Proponen alguna solución, las y los ciudadanos? ¿Y las autoridades locales? Dejamos la pregunta abierta.

Deje su comentario en su plataforma preferida