Espacio Regional condena seguimiento a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres

«Que ni las mujeres ni los hombres deben ser expuestos de la manera que lo ha hecho Carabineros de Chile. Como medio de comunicación asociado, rechazamos tajantemente este desvío de funciones de la policía uniformada, que no hace nada más que ratificar la urgente necesidad de una reforma estructural del Alto Mando y una nueva Política Institucional».

Atendido el reportaje del sitio web Interferencia, con el seguimiento de “inteligencia” hacia la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, así como también contra la ANEF, Modatima, Colegio de Profesores y otras entidades, Espacio Regional declara lo siguiente:

1.- Pensamos que el foco de la seguridad pública debería ser la persecusión de los delitos de mayor connotación pública y no el criminalizar los movimientos sociales y las legítimas demandas sindicales y de organizaciones de la sociedad civil.

2.- Ante ello, la misión de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres es de suma importancia, ya que desde 1990 viene articulando la erradicación de toda forma de violencia en contra de las mujeres (ya sea verbal, sexual, simbólica y el femicidio como expresión extrema), en especial desde la campaña lanzada el 2007: “¡Cuidado! El Machsimo Mata!

3.- Con tal propósito, no podemos permitir como sociedad, al alero de los movimientos sociales que van recogiendo y transformando nuestra identidad, que las políticas gubernamentales implementen campañas sistemáticas por facilitar la represión y la censura de lo que incomode al Poder Político, en vez de cuidar al “débil del protector”, como reza el himno de las carabinas cruzadas.

4.- O, peor que eso, no existe voluntad, muchas veces, para investigar los femicidios o el tráfico de drogas en las poblaciones. Y se responde con represión a marchas pacíficas o facilitar la evasión y robo de dineros fiscales, teniendo como resultado que se quiebra la última copa que nos queda: la defensa de la ciudadanía y la democracia, por culpa del servilismo de facto.

5.- Sólo en estas tres semanas de movilizaciones, el accionar institucional ha dejado mucho que desear. Se ha difundio por redes sociales y medios independientes, lo que vivimos como país, como la única herramienta confiable que nos va quedando para sacar “el tomate podrido del cajón”. Pero, al paso que vamos, el cargamento completo de tomates, está podrido.

6.- Que ni las mujeres ni los hombres deben ser expuestos de la manera que lo ha hecho Carabineros de Chile. Como medio de comunicación asociado, rechazamos tajantemente este desvío de funciones de la policía uniformada, que no hace nada más que ratificar la urgente necesidad de una reforma estructural del Alto Mando y una nueva Política Institucional.

7.- Los hechos están a disposición de la ciudadanía. Si quieren respeto, partan por enmendar el rumbo desde La Moneda. ¡No más violencia institucional!

Carlos Danilo Alarcón Astete
Periodista
Director Espacio Regional

Comparte!
error0

Deje su comentario en su plataforma preferida