San Felipe: Hijas y nietas de víctimas en Dictadura esperan penas ejemplares en caso Las Coimas

Tras 46 años, familiares esperan fallo que castigue a los culpables

(Información vía NP)

Este viernes 11 octubre a las 10 de la mañana, familiares, hijas y nietas de los asesinados acudirán a la Corte de Apelaciones de Valparaíso para conocer el estado de avance de la querella y el autoprocesamiento contra oficiales y sub oficiales Ejercito de Chile

El pasado 2 de octubre el Ministro en Visita, Sr. Jaime Arancibia Pinto, dictó el auto de procesamiento a autores de violaciones a los derechos humanos en Caso Las Coimas, sometiendo a proceso a Milton René Núñez, Sub oficial de Ejército; Héctor Orozco Sepúlveda, General de Ejército y Raúl Navarro Quintana, Médico Cirujano y Coronel de Ejército en calidad de autores de delito de secuestro con grave daño.

Esto, luego que el 10 de octubre del 2014, las hijas de Faruc Aguad, uno de los ejecutados, guiadas por la abogada de Derechos Humanos, Magdalena Garcés, presentaran querella criminal en contra de todos aquellos que resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores, por los delitos de secuestro y torturas, cometidos en perjuicio del padre de las querellantes, don Faruc Jimmy Aguad Pérez.

«Desde la presentación de esta nueva querella, somos los hijos e hijas de los ejecutados de Cabildo, quienes seguimos la búsqueda incansable de justicia, gran parte de las madres y padres de los compañeros ya no están, así como tampoco sus viudas. Y no deja de asombrarnos la lentitud de los procesos judiciales en este caso de derechos humanos, así como la falta de justicia real, no existe nadie juzgado nunca por este caso, pero ahora esperamos que al fin se haga justicia» señaló Candice Aguad, una de las hijas de Faruc.

El caso Las Coimas, de San Felipe, corresponde a la ejecución de 6 militantes del partido comunista, según consigna el informe Rettig por personal del ejército. Se señala que la detención se realizó por encontrar en su posesión armas y explosivos. La muerte se generó cuando habrían intentado fugarse. Hechos desmentidos por los familiares, indicando que nunca hubo un hogar allanado y que resulta inverosímil que el único modo de evitar la fuga – si es que esto hubiese sucedido- haya sido dando muerte inmediata a los afectados, quienes, agregan las familias, iban desarmados y bajo vigilancia militar.

Los 6 ejecutados fueron Mario Alvarado Araya, Alcalde de Cabildo (34 años), Pedro Araya Araya (27 años) Armando Fierro Fierro (24 años) Artemio Pizarro Aranda (37 años) Wilfredo Sánchez Silva (28 años) y Faruc Aguad Pérez (26 años). Todos secuestrados, torturados, y asesinados a manos de Carabineros y efectivos militares del Ejército de Chile.

«Este delito cometido contra nuestros familiares y contra nuestro pueblo de Cabildo, por su particular y excepcional gravedad, agredió e hirió no solamente a sus víctimas, sino también a la conciencia misma de la humanidad. Los responsables, han violado principios que deben regir la vida de las naciones civilizadas, transgrediendo los propósitos y principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas. Es por ello que han sido calificados como crímenes de Lesa Humanidad» subrayó Candice Aguad.

Los expedientes de este caso, son en extremo dolorosos, continúa Torres, «la crueldad aplicada en los cuerpos de nuestros familiares, así como el terrorismo de Estado que se hizo presente en Chile, desde el golpe, dejó heridas profundas en nuestras familias y en el pueblo de Cabildo, sin que hasta el momento se haya juzgado a nadie por este caso, dejando en total impunidad este crimen».

El 30 de octubre de 1987 Berta Manríquez, esposa de Faruc Aguad uno de los ejecutados, abre el camino para exigir justicia en tribunales, presentando la primera querella por este caso. En respuesta, la Corte de Apelaciones de Valparaíso, aplicó la Ley de Amnistía de 1978, decretando de esta manera la impunidad. Hoy, ese escenario esta a punto de cambiar.

Comparte!
error0

Deje su comentario en su plataforma preferida