Ambicioso programa para celebrar 50 años desde que el hombre llegó a la luna

Universidad Santa María dio inició a proyecto académico conjunto con el Colegio de Ingenieros y la Asociación Chilena del Espacio donde se invita a desarrollar la tecnología e ingeniería necesarias para colonizar Marte

(Información vía CP)

La conmemoración de la llegada del hombre a la luna hace 50 años y asistir al comienzo de una nueva carrera para llegar y habitar el planeta Marte es el objetivo central del ambicioso programa “Desarrollando ingeniería para colonizar Marte”, que desarrollarán la Universidad Técnica Federico Santa María conjuntamente con el Colegio de Ingenieros A.G., y la Asociación Chilena del Espacio A.G. (ACHIDE) que se extenderá hasta el mes de julio próximo.

En la actividad con que se dio inicio al programa, Osvaldo Sarabia, director de la Academia de Ciencias Aeronáuticas (ACA) de la USM señaló que “con esta celebración queremos motivar a todos respecto de la conquista del espacio, donde la ingeniería ha sido esencial para lograrlo. Queremos invitarlos y provocarlos para ir un paso más allá, la ingeniería para Marte, que será tal vez, el próximo hogar de la humanidad”.

“Con esta iniciativa deseamos poner en la agenda nacional el tema espacial, de manera que nuestro país pueda continuar siendo parte de este importante desafío, con una institucionalidad fuerte y con una política espacial que permita el desarrollo de esta estratégica actividad en beneficio de nuestro país”.

El evento contó además con la participación de Margarita Gatica, gerente general del Colegio de Ingenieros; Arturo Gana, presidente del Colegio de Ingenieros; Héctor Gutiérrez, presidente de ACHIDE y expertos que abordaron diversos temas necesarios de tener en cuenta para la colonización del planeta rojo.

PRÓXIMO DESTINO: MARTE

El ingeniero aeronáutico e historiador, Dr. Augusto Salinas, fue el encargado de contextualizar lo que fue la llegada del hombre a la luna, con su exposición “Houston, el águila ha aterrizado”. En su presentación, el académico realizó un resumen histórico de lo que significó el primer alunizaje y cómo llegó a concretarse, 50 años atrás, el 20 de julio de 1969.

Por su parte, el profesor Pedro Serrano, Director de la Unidad de Arquitectura Extrema de la USM explicó cómo sería posible desarrollar las tecnologías necesarias para sobrevivir en Marte, relatando exitosas expediciones a la Antártica y asegurando que en Chile existen las condiciones ideales para desarrollar y experimentar estas nuevas tecnologías.

“En Chile, tenemos los territorios análogos que más se asemejan a Marte para establecer laboratorios de trabajo. En el desierto chileno, a una altura de 5.000 a 6.000 metros hay menos presión de aire, fríos más extremos, mayor radiación y territorios geomorfológicamente muy parecidos a lo que las sondas han fotografiado en Marte. Es un laboratorio enorme natural y accesible. También somos el país más cercano a la plataforma polar antártica donde hay situaciones análogas y donde tripulaciones se pueden entrenar muy verídicamente en condiciones extremas”, señaló Serrano.

Otro tópico abordado en las presentaciones, fue la importante participación de las mujeres en los viajes a la luna y lo relevante que también es su participación en estas nuevas expediciones. Al respecto, intervino Marcia Carrasco, presidenta de la comisión de Red de Mujeres Ingenieras del Colegio de Ingenieros, quien comentó lo que ha sido el rol de la mujer en la ingeniería y soporte en el desarrollo tecnológico.

DESARROLLAR LA IMAGINACIÓN

Las actividades contempladas en el programa “Desarrollando ingeniería para colonizar Marte”, que se realizarán durante los próximos meses, consideran concursos dirigidos a estudiantes de enseñanza básica y media, además de concursos científicos y de innovación tecnológica dirigidos a la educación superior. Asimismo, se llevarán a cabo, sesiones de trabajo, conferencias y seminarios concernientes al tema. Así lo indicó el académico e investigador de la ACA, Rodrigo Suárez, quien fue el encargado de presentar estas iniciativas a los asistentes.

“Lo que queremos es promover la ingeniería, despertar a la comunidad, recordar a nuestros niños que son ellos, quienes se van a ver enfrentados a esta problemática, si participamos o no, si queremos ir o no, y cómo lo hacemos para ir a Marte y seguir conquistando otros terrenos en el espacio o simplemente salir y traer recursos naturales de otros planetas”, indicó Suárez.

Asimismo, el ingeniero de la USM, Pablo Águila, recalcó que el fin es invitar a los estudiantes nacionales a que hagan lo que mejor hacen, crear, ser propositivos y curiosos.

“Tenemos tres concursos; para niños más pequeños, un concurso de dibujo que parte desde la pregunta ¿cómo sería vivir un día en marte?; el segundo tiene que ver con crear desde la narración, la invitación es a ser un Julio Verne de nuestra generación, respondiendo a la misma pregunta, pero desde lo escrito. Y el tercero es la tarea que como ingenieros nos convoca, conocer qué tecnologías debemos desarrollar para poder llegar y poder traspasar estas dificultades que se presentan en Marte. Para esto se debe realizar un dibujo de diseño 3D, donde van a poder trabajar de manera colaborativa, utilizando las tecnologías online y las plataformas que existen”, detalló Águila.

Comparte!
error0

Deje su comentario en su plataforma preferida