Ingenieros desarrollan sistema automatizado para la generación de abono orgánico

Iniciativa recibió apoyo Corfo a través de la línea de Prototipo de Innovación Regional

Un novedoso diseño y prototipo de un sistema volteador automatizado para la generación de abono orgánico, desarrollaron tres ingenieros mecánicos con apoyo Corfo, para dar respuesta al deterioro de los predios agrícolas de la zona.

La idea surgió hace tres años cuando trabajaban en el Centro de Investigación de la PUCV. Allí les plantearon un par de desafíos para resolver la problemática que presentaban el sector agrícola y el otro era para el cultivo der champiñones.

Tomás Barra, Emilio Tabilo y Esteban Salinas decidieron diseñar y construir una máquina para apoyar la generación de abono orgánico. Actualmente el método al alcance de pequeños agricultores para la generación de abono orgánico es contratar trabajadores para efectuar el volteo de la pilas de compost a mano, por lo cual se requiere de una alta demanda de tiempo y costo asociado debido al bajo rendimiento de una persona para realizar el trabajo.

Los ingenieros diseñaron una máquina que levanta y revuelve los desechos, lo que permite apurar su proceso de compostaje.

Con el diseño terminado, decidieron desarrollarlo. Fue en ese momento cuando postularon la línea de Prototipos de Innovación regional de Corfo. Fallaron en el primer intento, lo que les sirvió para mejorar el diseño. Finalmente, en la segunda postulación se adjudicaron el subsidio que alcanzó casi $ 30.000.000.

Tras un año de trabajo, el equipo logró desarrollar el prototipo que ayer presentaron en el frontis del Estadio Sausalito, en Viña del Mar y que aseguran, pueden perfeccionar según los requerimientos de los agricultores.

“Somos ingenieros mecánicos y durante el proceso tuvimos que investigar y nos vinculamos con el Centro de Agronomía de la PUCV, donde nos brindaron un gran apoyo. Si bien este prototipo es 100% mecánico, integra otras áreas como la electrónica”, explicó Tomás Barra, quien agradeció el apoyo entregado por Corfo.

“El subsidio entregado por la Corporación fue de gran ayuda, principalmente en el tiempo de desarrollo de ingeniería. Cuando se trata de innovar, a muchas empresas no les interesa porque implica bastantes horas de trabajo. Para ese período, el apoyo de Corfo fue fundamental”, dijo Barra.

El director regional de Corfo, Juan Fernando Acuña, conoció en terreno el prototipo, e incluso, manejó la máquina, constatando su real funcionamiento. “Estas son las iniciativas que queremos apoyar en Corfo, prototipos que funcionen y den respuesta a los distintos desafíos que presenten los sectores productivos de la región”.

La Sociedad Carbono Ingeniería, que reúne a los tres profesionales, está en plena fase de comercialización del prototipo, que ya ha sido conocido por municipios de la región y de centros de Investigación de la zona.

Deje su comentario en su plataforma preferida