Escritos de Norman Cortés Larrieu, por Eddie Morales Piña

Habiendo nacido en la ciudad de La Serena en el año 1931, por razones laborales de su padre, se radicó en Valparaíso. En esta ciudad vivió infancia y juventud en el cerro de Playa Ancha. En este mismo espacio geográfico cursó los estudios primarios; la educación secundaria la hizo en el Liceo Eduardo de la Barra.

Eddie Morales Piña. Profesor Titular. Universidad de Playa Ancha.

Norman Cortés Larrieu (La Serena, 1931) es un reconocido catedrático, crítico e historiógrafo literario de prestigio nacional e internacional. El profesor Cortés ejerció la docencia universitaria como Profesor Titular de Literatura Hispanoamérica, Teoría y Estética Literaria tanto en el antiguo Instituto Pedagógico de Valparaíso, así como en la Facultad de Educación y Letras de la Universidad de Chile en la ciudad puerto recién nombrada, y en la Universidad de Playa Ancha, legítima heredera de aquella tradición. En su calidad de académico formó parte del histórico Departamento de Literatura de la sede porteña de la Universidad de Chile.

Habiendo nacido en la ciudad de La Serena en el año 1931, por razones laborales de su padre, se radicó en Valparaíso. En esta ciudad vivió infancia y juventud en el cerro de Playa Ancha. En este mismo espacio geográfico cursó los estudios primarios; la educación secundaria la hizo en el Liceo Eduardo de la Barra. Una vez finalizada esta, rindió el bachillerato para comenzar los estudios superiores. De este modo, ingresó a la sección de Castellano del Instituto Pedagógico de Valparaíso donde tuvo destacados profesores como el poeta Gonzalo Rojas, el filósofo Roberto Torretti y el literato Cedomil Goic; de todos ellos sería ayudante. Efectivamente, entre los años 1950 y 1958 fue ayudante de las cátedras de Introducción a la Filosofía y de Literatura Chilena e Hispanoamericana. En el transcurso de sus estudios universitarios, el profesor Cortés tuvo numerosos cursos con catedráticos chilenos y extranjeros como Félix Martínez Bonatti, Guillermo de Torre, José Ricardo Morales, Eugenio Coseriu, Juan Mantovani.

Obtuvo el Título de Profesor de Castellano por la Universidad de Chile el 26 de noviembre de 1958 siendo aprobado con distinción unánime. Su memoria versó sobre La novela de Manuel Rojas”. Su profesor patrocinante fue el Dr. Cedomil Goic y los profesores informantes, Ricardo Latchamn y Juan Uribe Echeverría. Ejerció la docencia en la enseñanza secundaria –hoy, enseñanza media- en el Liceo Eduardo de la Barra (modalidad vespertina) como profesor de Filosofía (1951-1953) y en el Liceo Vespertino Mixto “Pedro Aguirre Cerda” del que fue co-fundador, inspector general y Rector, además de enseñar Filosofía, entre los años 1954-1960. También se desempeñó como profesor de la mencionada asignatura en el Colegio Alemán de Valparaíso (1952-1954).

En el Departamento de Literatura del Área de Humanidades de la Universidad de Chile en Valparaíso, el profesor Cortés enseñó Literatura Chilena e Hispanoamericana y Estética Literaria, así como Introducción a la Literatura y cursos monográficos. Dirigió innumerables memorias de grado –antes de que se estableciese el sistema de seminarios de título- centradas en diversas temáticas del fenómeno literario, algunas de las cuales aunaban las áreas en las que se había formado. Por otra parte, se desempeñó como Director del Departamento del Literatura del Área de Humanidades de la Universidad de Chile en Valparaíso entre 1969 y 1971, siendo también miembro del Comité Ejecutivo de la misma unidad académica hasta el año 1973. Perteneció, además, a diversas organizaciones y sociedades científicas. En el transcurso de su vida académica dio numerosas conferencias en Chile y en el extranjero.

El profesor Cortés fue Director de la Nueva Revista del Pacífico en la década de los años ochenta del pasado siglo. Esta publicación fue la heredera de la Revista del Pacífico del Instituto Pedagógico de Valparaíso y tuvo por finalidad –en un principio- de servir de canal de expresión y divulgación de los académicos del área de la Literatura, siguiendo los avatares de los años, por cuanto aparecerá como perteneciendo al Departamento de Humanística (Academia Superior de Ciencias Pedagógicas) y al Departamento de Ciencias del Lenguaje y de la Información (Universidad de Playa Ancha), incorporando luego trabajos del área de la Lingüística. La Nueva Revista del Pacífico en 2010 obtuvo el Premio “Alonso de Ercilla” otorgado por el Instituto de Chile, Academia Chilena de la Lengua, por su contribución y al conocimiento de la Literatura Chilena”. En esta misma década de los años ochenta (1985), viajó encomendado por las autoridades universitarias de aquel entonces a la República Popular China para desempeñarse como Profesor de Español en la Universidad de Lenguas y Estudios Extranjeros en Pekín.

En septiembre de 1990, don Norman Cortés Larrieu obtuvo una abrumadora mayoría en la consulta académica realizada en la Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la Educación (Uplaced), para configurar la terna de la cual saldrá el nuevo rector, por lo cual se le considera la virtual nueva primera autoridad de esa casa de estudios superiores” –informaba el diario “La Tercera” de fecha 26 de septiembre de 1990. En octubre de ese año, el profesor Cortés asumió como Rector de la Universidad de Playa Ancha. En 1994 fue reelecto rector de la Universidad al obtener el 56,9% de los votos ponderados.

Por otra parte, publicó numerosos artículos y reseñas en revistas especializadas de Literatura, así como prólogos a diversas obras de la literatura chilena e hispanoamericana, además de su participación en libros colectivos. La antología que hemos preparado -junto a los profesores Marcos Aravena Cuevas y Esteban Vera Campillay- contiene los clásicos abordajes a la narrativa de Manuel Rojas (“Hijo de ladrón, una novela existencial”, “Hijo de ladrón de Manuel Rojas. Tres forma de inconexión en el relato” y “La proyección oceánica y la literatura: narrativa de Manuel Rojas”), así como los dedicados a José Victorino Lastarria (“Don Guillermo y el Espelunco”), María Luisa Bombal (“María Luisa Bombal: su lugar en la novelística hispanoamericana”), Alejo Carpentier (“Idea de América en la narrativa de Alejo Carpentier”) y Carlos León (“El mundo narrativo de Carlos León”. También se han incluido algunos textos en que el profesor Norman Cortés realiza reflexiones de orden metacrítico como, por ejemplo, “La Poética de Tzvetan Todorov” y el dedicado a “algunos rasgos caracterizadores de un motivo capital de la lírica moderna” a partir de un poema de Charles Baudelaire. Además se incluye un ensayo sumamente interesante en que realiza una meditación sobre la identidad de América (“¿Imitación en la literatura hispanoamericana?”) complementario a aquel referido al escritor cubano. Por último, y sin acabar con la mención de los escritos, recogimos una de las primeras reseñas en torno a “La novela chilena” de Cedomil Goic donde el profesor Cortés da cuenta de la importancia de esta obra teórica en el espectro de la crítica nacional. La antología lleva por título Ex libris. Escritos de Norman Cortés Larrieu. La expresión latina es un guiño escriturario a la propia discursividad cortesiana, pues el autor siempre hizo uso de las frases romanas para darle un significado connotativo a sus escritos. Ex libris es un término bibliográfico derivado de una expresión latina que significa literalmente “de los libros de…” y con ella se expresa la posesión del espíritu del escritor se mediante la presencia del ex libris.

De los escritos seleccionados para la antología queda en evidencia esta relación amorosa que se establece entre el texto y su lector; el placer del texto –Roland Barthes, dixit-, se trasluce en la lectura crítica de nuestro académico en los diversos abordajes que realizó y que esta recopilación es una buena muestra de ello. En el septuagésimo aniversario de la Universidad de Playa Ancha –legítima heredera de aquel lejano Instituto Pedagógico de Valparaíso- esta antología viene a rendir homenaje también dentro de ese mismo contexto a uno de sus más destacados académicos que alcanzara el máximo honor al que puede llegar uno de ellos, esto es, haber sido nuestro Rector. Esta obra, en consecuencia, rescata y valora el trabajo intelectual de un maestro que formó a múltiples generaciones de estudiantes; estudios que sobrepasan el tiempo y mantienen su vitalidad escrituraria para dar cuenta del devenir histórico del profesor Norman Cortés Larrieu.

Deje su comentario en su plataforma preferida