Editorial: El doloroso fracaso electoral de ex autoridades en Valparaíso

Crónica de Espacio Regional. Ex seremis, ex directoras, dos ex alcaldes, un ex intendente, un ex director del Parque Cultural, un dirigente de los camioneros y la ex presidenta de los trabajadores de la ANEF no pudieron lograr un escaño. Fueron superados por un ex ministro. Y vaya que duele…

Dentro de las sorpresas a nivel regional con las candidaturas preliminarmente electas, destacaron 9 de ellas por figuración más que especial. Fueron autoridades de Gobierno, o dirigentes de funcionarios o con cargos culturales, que tuvieron mala suerte, por decir lo menos.

Dejando de lado los diputados y senadores en ejercicio que no salieron electos o reelectos, estos fueron los nueve casos especiales donde no pudieron cumplir su cometido:

SENADO: Abel Gallardo no pudo con la maquinaria Allende

El ex seremi de Desarrollo Social, Abel Gallardo Pérez, tenía en su lista a nada menos que Isabel Allende. Esta última se vio acompañada siempre de la directiva regional del Partido Socialista, encabezada por el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres. A pesar de tener un conocimiento vasto de la región por su labor en materias sociales, sólo obtuvo 4.436 votos, un magro 0,67%. Se habló de recuperar el cupo para el PS en la región. Sí, se logró. Pero, tenía que venir la hija del ex Presidente Allende a «ordenar» el naipe.

DIPUTADOS: Todos querían pero…

El ex intendente Ricardo Bravo Oliva también sufrió los embates de tener en su fórmula a alguien que fue propuesto desde “fuera”, como lo es el ex ministro Marcelo Díaz. Siendo Gobernador Provincial e Intendente, destacó por su lealtad hacia la Presidenta Bachelet. No pudo con sus 6.413 votos (1.99%), poder pelear un cupo en el Distrito 7. Fuerte, ya que lo duplicó en votos.

Waleska Castillo. Perdió en el Distrito 6 ante el eterno candidato y al fin electo diputado Daniel Verdessi. Castillo fue directora del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, en un acto de arrojo, sabiendo que la Democracia Cristiana decidió separarse y tener su propia lista parlamentaria. Sacó 7.374, un 2,32%. El delantal aquí funionó.

Katherine Araya postuló por el Partido Por la Democracia. Seremi de Gobierno, contaba con el fuerte apoyo del reelecto y controvertido consejero regional Manuel Murillo. Sus 4.852, 1,42%, no le sirvieron de mucho a ella pero sí permitieron la reelección de Rodrigo González, viejo caudillo.

Trinidad Morán Herrera fue directora del entonces Sernam hoy Sernameg, en el gobierno del ex presidente Piñera, entre 2013 a 2014. Tuvo una buena votación, 8.108 y un 2,51%, pero el ganador fue el ex concejal viñamarino Andrés Celis.

Mabel Zúñiga es dirigenta de los trabajadores del sector público. Renunció para presentarse por Revolución Democrática, haciendo dupla en el subpacto del Frente Amplio con Jorge Brito. Zúñiga sacó sus respetables 9.258 votos, un 2,87%, pero no le bastó y Brito salió electo.

UDI pierde terreno

Dos ex alcaldes UDI se presentaron en esta pasada electoral. Jorge Castro, en el distrito 7, a última hora fue desbancado por su compañero de subpacto, el reelecto diputado Osvaldo Urrutia. Castro, quien cargaba el peso de la derrota el 2016 ante Jorge Sharp y los desajustes financieros en la municipalidad porteña, pudo sacar 17.624 sufragios, un 5,46%, pero Urrutia sacó 18.321 votos y María José Hoffmann lo remató con 34.606 votos.

Francisco Bartolucci, otro histórico alcalde de Valparaíso, por la UDI, iba en el subpacto junto a Andrea Molina, dentro de la lista de ChileVamos. El aplastante triunfo de Francisco Chahuán en la 6a Circunscripción, permitió sacar dos cupos para el Senado para esta coalición política, a favor de Renovación Nacional. Por más que Molina haya sacado 64.670 votos, Bartolucci no le ayudó con sus 9.485 sufragios, un magro 1,43%.

Mientras que José Egido, reconocido dirigente camionero, postuló por el Distrito 7, pero sacó menos votos que su compañera de lista Trinidad Morán, obteniendo 7.963, un 2,47%.

Las esperanzas del Partido Comunista de sacar un diputado, se esfumaron en ambos distritos. En el 6, economista Manuel Riesco no pudo con sus 3.237 votos. Y en el distrito 7, Jorge Coulon, consagrado músico de Inti Illimani y ex director del Parque Cultural de Valparaíso (renunció para postular también), sacó sus respetables 12.883, casi un 4%, pero no alcanzó para nada. 

El sistema proporcional dejó sus víctimas, sin duda. Pero cabe preguntarse si quienes han sido o han ocupado algún cargo público o de relevancia dirigencial o cultural ¿tienen realmente el poder que dicen tener? ¿O sólo fueron para llenar los cupos al momento de inscribir las listas? O también, ¿sirve de algo el apoyo de las dirigencias de los partidos, para apoyar a unos sí y a otros no? No creemos que sea sólo un tema de recursos económicos, que es una parte del todo. ¿Faltó asesoría, quizás? ¿Cancha, tiro y lado?

Entonces, ¿dónde hay liderazgo regional, que no sean sólo Lagos Weber y Chahuán? Y tarea para los elegidos: consolidar los nuevos escaños y potenciar y ahondar en la participación plena. Tarea para profundizar de aquí a dos años más, en las municipales 2020.

Deje su comentario en su plataforma preferida