Superintendencia de Educación desmiente instalación de baños mixtos

En lo referido a la Circular 0768, sobre el uso de servicios higiénicos por parte de niños y niñas estudiantes trans

Por medio de un comunicado, la Superintendencia de Educación aclaró las informaciones surgidas en «algunos medios de comunicación sobre el uso de servicios higiénicos por parte de los niños y niñas estudiantes trans».

Los puntos a los que alude el documento explicatorio precisan lo siguiente:

  • Que la circular 0768, referida a este tema, no exige, en ninguno de sus acápites, la instalación de baños mixtos, por lo que cualquier referencia en este sentido es un error.

  • Hace ver que respecto a la utilización de los servicios higiénicos, la circular precisa textualmente que “se deberá dar las facilidades a las niñas, niños y estudiantes trans para el uso de baños y duchas de acuerdo a las necesidades propias del proceso que estén viviendo, respetando su identidad de género”.

  • Añade que “el establecimiento educacional, en conjunto con la familia, deberá acordar las adecuaciones razonables, procurando respetar el interés superior de la niña, niño o estudiante, su privacidad, e integridad física, psicológica y moral”.

  • Y, solo a modo de ejemplo, sostiene que “las adecuaciones podrán considerar baños inclusivos u otras alternativas previamente acordadas”.

  • Lo anterior quiere decir que la Superintendencia no está imponiendo ninguna fórmula en esta materia, sino que dejando en el establecimiento y en la familia la búsqueda de la mejor opción para resguardar el derecho de los niños y niñas trans al uso de un servicio tan elemental como el higiénico.

  • Esta medida tampoco exige necesariamente la inversión de recursos adicionales por parte de los establecimientos, pues éstos pueden adaptar, para estos efectos, la misma capacidad instalada.

  • Por último, la Superintendencia de Educación enfatiza que, en éstas y otras materias, no se puede perder de vista el resguardo del derecho a la educación de todas y todos los estudiantes del país, tal como lo establece la legislación vigente; el respeto de la dignidad humana y el interés superior de los niños y niñas establecido en la Convención de los Derechos del Niño.

Deje su comentario en su plataforma preferida